[Literatura Fantástica] El joven Moriarty. El misterio del dodo, de Sofía Rhei (Fábulas de Albión)

 

Portal Literatura Fantástica

Libros publicados en 2013

El joven Moriarty. El misterio del dodo

Esta novela ha sido una de las mayores sorpresas literarias del año 2013, por su combinación de propuesta refrescante e innovadora, deliciosa ambientación victoriana, rica imaginación, fino humor, malévola voz narrativa, chispeantes diálogos, divertida trama, e, incluso, reinvención de uno de los mayores mitos holmesianos.

 

Nos encontramos ante un libro de estética muy particular, clásicamente británica, donde la autora nos presenta a un brillante y rencoroso niño James Moriarty, que aunque rico, egoísta y clasista como corresponde al arquetipo de burgués decimonónico, no es exactamente malo… todavía.

El joven Moriarty. El misterio del dodo

La publicación de «El joven Moriarty. El misterio del dodo» ha sido una de las mayores sorpresas literarias del año 2013, por su combinación de propuesta refrescante e innovadora, deliciosa ambientación victoriana, rica imaginación, fino humor, malévola voz narrativa, chispeantes diálogos, divertida trama, e, incluso, reinvención de uno de los mayores mitos holmesianos.

 

Nos encontramos ante un libro de estética muy particular, clásicamente británica, que es la línea principal de Fábulas de Albión, sello integrado dentro de la editorial independiente Nevsky coordinada por Marian y James Womack. Las singulares ilustraciones de Alfonso Rodríguez Barrera aportan el atractivo visual que requiere este pequeño libro de apenas dos centenares de agradables páginas, editado con la alta calidad que caracteriza al sello.

 

Sofía Rhei nos presenta a un brillante y rencoroso niño James Moriarty, que aunque rico, egoísta y clasista como corresponde al arquetipo de burgués decimonónico, no es exactamente malo… todavía. Asistimos, por tanto, a las circunstancias vitales que acompañan la infancia del que luego sería uno de los genios del crimen más carismáticos de la ficción de todos los tiempos, y verificamos de una manera muy amena qué parte de su maldad es inherente y cuanta atribuible al entorno.

 

El joven James creció en un marco de opulencia en la campiña inglesa, junto a su irritante y presumida hermana mayor Arabella y su indolente padre, quien desde que se quedara viudo consiente a sus hijos lo que les viene en gana. James y Arabella entretienen su tiempo maquinando todo tipo de travesuras para desesperación de su germánica institutriz y resto de personal de servicio; en sus juegos y apuestas, todo vale con tal de ganar y humillar al rival, la enorme mansión victoriana y sus alrededores convertido en un gran patio de juegos.

 

Cuando el excéntrico tío Theodosius regresa de uno de sus viajes con un espécimen de pájaro dodo, al que todo el mundo creía extinto, y éste desaparece en la suntuosa fiesta de recepción en honor al reputado explorador, James y Arabella se desafían mutuamente a resolver el misterio. Desde luego, puede que Moriarty no sea el niño más sociable del mundo -eso de tener amigos no encaja del todo con su carácter-, pero cuando se empeña en algo no se detiene ante nada.

 

 

El narrador de esta simpática historia es el propio niño James Moriarty, quien observa el mundo a través de sus ojos de joven malcriado. Posee la mente privilegiada de su hermana y un malévolo interés científico por el funcionamiento de las cosas, aunque desprecia a las personas a quienes considera aburridos e inferiores. Su único confidente es John Watson, el “elemental” hijo del jardinero, a quien -con el cebo gastronómico adecuado- no resulta difícil convencer para que le acompañe en sus correrías.

 

Rhei engarza capítulos breves y muy dinámicos, que nos conducen, entre sorpresas, guiños cómplices, situaciones absurdas, diálogos ocurrentes, anécdotas ingeniosas, cameos de personajes históricos, modales exquisitos, horas del té, sándwiches de berros y pepino, recitales de canto, cócteles de bienvenida y cenas de catorce platos, a un largo desenlace detectivesco como en las mejores relatos de misterio de Agatha Christie o el citado Sherlock Holmes. No obstante, la ambientación victoriana no se traslada realmente al estilo sino que permanece a nivel de atmósfera, de decorado de la acción, aunque la escritora madrileña maneja bien los tópicos para aumentar la carga deliciosamente irónica del texto y los personajes.

 

En la novela aparecen detalles de sutil maestría, como condensar en una vertiginosa escena inicial todo el carácter y circunstancias de James Moriarty, vertebrar el argumento en torno al personaje en la sombra del pájaro dodo, o añadir divertidas subtramas relativas a la competición entre hermanos y algunos amores ocultos. Incluso el pacto de ficción con el hallazgo de un animal extinto dos siglos atrás resulta hasta cierto punto verosímil; sin embargo, la teoría de la metamorfosis de las especies con la que el tío Theodosius pretende rebatir a Darwin podría haberse trabajado un poco más.

 

«El joven Moriarty. El misterio del dodo» es un libro muy ameno que hará pasar un rato estupendo a chicos y grandes. Además, se acompaña de un pequeño epílogo a modo de glosario de inventos de los que se aprovecha James Moriarty. La novela ha propiciado una pronta secuela, «El joven Moriarty y la planta carnívora», en donde prosiguen las aventuras de nuestro niño malo preferido, y habrá tercera parte este mismo otoño. No se lo pierdan.

 

 

Volver a Literatura Fantástica

eXTReMe Tracker ¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Acceso a la Web de la editorial