[Literatura Fantástica] Axiomático: Greg Egan (AJEC – Albemuth Internacional)

 

Portal Literatura Fantástica

Libros publicados en 2006

Axiomático

Esta antología emblemática permanecía sin editor ya más de diez años, un libro que se presenta como “probablemente la mejor antología de relatos de ciencia ficción publicados en los últimos 20 años”, valoración en mi opinión probablemente cierta si nos ceñimos al campo de las compilaciones de un mismo autor, y siempre con el permiso de Ted Chiang y su magistral «La historia de tu vida»

Axiomático

Afortunadamente, el aficionado español a la ciencia ficción se va quedando poco a poco sin títulos míticos inéditos. Esta antología emblemática permanecía sin editor ya más de diez años, labor que ha correspondido al Grupo Editorial AJEC en su colección Albemuth Internacional. Un libro que se presenta como “probablemente la mejor antología de relatos de ciencia ficción publicados en los últimos 20 años”, valoración en mi opinión probablemente cierta si nos ceñimos al campo de las compilaciones de un mismo autor, y siempre con el permiso de Ted Chiang y su magistral «La historia de tu vida» (Bibliópolis Fantástica #12, 2004). Pese a todo, no es en absoluto un libro apto para cualquier tipo de lector, pues desarrolla una ciencia ficción dura (1), trascendente y con abundante presencia de la metafísica.

 

Greg Egan es uno de los escritores contemporáneos de ciencia ficción mejor valorados por crítica y público. Es, además, uno de los pocos creadores capaces de hacer avanzar el género más allá de las anquilosadas fórmulas de éxito asentadas en el mercado editorial, y que a la postre suponen un auténtico lastre para la “imaginación disciplinada” que otrora fuera signo distintivo de esta literatura. Sus planteamientos vanguardistas se caracterizan por una apabullante riqueza especulativa y una originalidad e inteligencia fuera de lo común. Son historias complejas pese a su sencillez formal (2), que abordan desde una perspectiva insólita pero lógica la interacción del ser humano con la tecnología (a través de campos de estudio como la matemática, la física cuántica, la genética, la biotecnología o la inteligencia artificial), lo que exige al lector un elevado y constante esfuerzo de concentración.

 

Esta espectacular recopilación reúne 18 relatos cortos escritos entre 1989 y 1995, la mayoría publicados en la revista inglesa Interzone ó la americana Isaac Asimov’s Magazine. Obras fundamentales y ya clásicas de la ciencia ficción moderna como: “Aprendiendo a ser yo”, “La caja de seguridad”, “El asesino infinito” ó “Axiomático”, muchas de ellas previas a su profesionalización como escritor de novelas –siempre interesantes, aunque sin la densidad especulativa de su producción breve-, cuyo tema central gira siempre en torno a la auto-consciencia y, más concretamente, cómo la tecnología influye en la percepción del “yo”. Son historias ubicadas en un futuro próximo, aún reconocible pese a algunos cambios radicales, en el que el narrador protagonista (varón occidental heterosexual de mediana edad) escenifica los anhelos filotecnológicos de nuestro presente. Por todo ello, no es extraño que la característica de estilo más acusada del australiano sea el distanciamiento y absoluta racionalidad con que sus personajes abordan la situación.

 

Teniendo en cuenta lo anterior, la elección de un traductor con el bagaje técnico necesario se antojaba requisito poco menos que imprescindible. Pedro Jorge Romero, un traductor algo descuidado en los detalles pero que ha dado suficientes pruebas de eficacia en colecciones profesionales como Nova ó Ómicron, parecía sin duda el candidato más adecuado. En honor a la verdad, he tenido oportunidad de comparar la traducción de “El asesino infinito” (3) y “Axiomático” (4) y he de reconocer que su versión me parece más exacta en determinados aspectos técnicos, pero de inferior calidad literaria, con lo que el goce estético (especialmente tratándose, como en mi caso, de una relectura) se resiente perceptiblemente.

 

La edición española del libro incluye con acierto la fecha y lugar de publicación original de cada relato, pero de manera incomprensible obvia citar su título original (y el medio donde fue publicado anteriormente en castellano, detalle que proporciona valor añadido al volumen y que editoriales como Gigamesh no le duelen prendas realizar). Igualmente, al César lo que es del César: el prólogo concede el descubrimiento del autor en España e iberoamérica a la revista «Gigamesh», cuando fue «Cuasar» quien primero empezó a publicar su obra breve en castellano. Relatos que han hecho de Egan un grande de la literatura de anticipación y al que sólo una mayor calidad literaria separa de ser considerado como uno de los mejores escritores de ciencia ficción de todos los tiempos.

 

 

Incluye:

"El asesino infinito"

"El diario de cien-años-luz"

"Eugene"

"La caricia"

"Hermanas de sangre"

"Axiomático"

"La caja de seguridad"

"Ver"

"Un secuestro"

"Aprendiendo a ser yo"

"El foso"

"El paseo"

"La ricura"

"Hacia la oscuridad"

"Amor apropiado"

"El virólogo virtuoso"

"Cercanía"

"Órbitas inestables en el espacio de las mentiras"

 

(1) Rigurosa desde el punto de vista científico.

(2) La narración suele transcurrir de forma monótonamente lineal, en presente y sin cursos de acción paralelos; una estructura sencilla que, sin duda, facilita el planteamiento lógico que el autor desea desarrollar.

(3) “El asesino infinito”, revista «2001» nº 1, en traducción de Luis G. Prado.

(4) “Axiomático”, revista «Gigamesh» nº 7, en traducción de Javier Negrete.

"El asesino infinito"

Premio:

 

La aparición de una nueva droga ilegal, conocida simplemente como “S”, está alterando el tejido de la realidad. Los consumidores de “S” sueñan vidas ficticias pero probables, y uno entre cien mil logra adquirir la capacidad de trasladarse físicamente a ese universo alternativo. A medida que más versiones del mismo soñador colapsan en nuevos universos, el flujo o vorágine aumenta, lo que provoca efectos físicos devastadores en las realidades alteradas. Antes de que ello suceda, el ente que rige los tránsitos entre universos envía un agente con la misión de anular el factor de inestabilidad, alguien con la insólita cualidad de ser prácticamente invariante en las distintas instancias de realidad: el anónimo protagonista de esta historia.

 

Egan plantea una carrera contrarreloj en toda regla, protagonizada por una especie de solitario policía Blade Runner que en todo momento debe conducirse atendiendo a la lógica más estricta para evitar en lo posible la dispersión (1). Una historia que desarrolla complicados conceptos de física cuántica y matemática, con el acierto de obviar los detalles más técnicos al apoyarse en un escenario clásico ciberpunk. Con todo, la traducción complica adicional e innecesariamente el texto con una farragosa combinación de comillas y cursivas.

 

(1) Crear diferentes versiones de un mismo individuo, ligeramente diferentes, en universos alternativos.

 

Valoración: Notable alto

"El diario de cien-años-luz"

Premio:

 

El descubrimiento de una galaxia con inversión temporal permite la aparición de dispositivos cronológicos, es decir, mecanismos capaces de enviar información al pasado. Ello provoca toda una serie de cambios a escala global (la sociedad recibe constantemente instrucciones del futuro, en las escuelas se enseña la Historia de la próxima centuria) y personal: se universaliza el derecho a poseer un diario privado o registro capaz de transmitir unas 100 palabras de texto al día un centenar de años atrás. Ahora el presente lo conforman el pasado y el futuro, pues conocer con antelación acontecimientos venideros permite actuar en consecuencia. Pero, ¿qué ocurriría si un ciudadano normal descubre por casualidad que su yo futuro le miente?

 

Egan utiliza una posibilidad teórica de la física para desarrollar una idea muy sugerente; sin embargo, el autor más racionalista de la ciencia ficción moderna se ayuda de un planteamiento próximo al sofisma en el que, además, coquetea desvergonzadamente con el determinismo (cada persona debe enviar indefectiblemente desde el futuro el texto exacto que recibió en el pasado, sin posibilidad de error que provoque la paradoja). Elementos de debate que en nada empañan la demoledora imagen de un mundo acostumbrado a la inevitabilidad, ni la conclusión aún más desesperanzadora a la que llega el personaje cuando descubra la verdad sobre sí mismo.

 

Valoración: Notable

"Eugene"

Premio:

 

Tras años de apreturas económicas, la fortuna sonríe a Ángela y Hill en forma de billete de lotería premiado. Al fin disponen del dinero necesario para hacer realidad su sueño de tener un hijo, pero tras diversos intentos infructuosos precisan recurrir a la ayuda médica. A partir de ese momento se abre para la pareja todo un mundo de posibilidades ¿por qué librar al niño de taras genéticas y/o enfermedades cuando la eugenesia molecular podría hacer de él un ser humano más inteligente, más creativo, más carismático?

 

Pese a la gravedad del tema (muy similar al reciente “Diagnóstico preventivo”, de Sergio Mars), Egan opta por utilizar su hasta entonces insólita faceta humorística y poner en un brete a la simpática pareja de infelices nuevos ricos. Una historia resuelta de forma harto insatisfactoria en un nihilista chiste final, una humorada más propia del gran Fredric Brown que del autor de «Ciudad permutación», «Cuarentena», «El instante Aleph» ó “Polvo”.

 

Valoración: Regular

"La caricia"

Premio:

 

El detective Segel investiga el asesinato de una mujer, consultora independiente en bioingeniería. En el sótano de su casa encuentra en estado de coma una quimera, animal mitológico con cuerpo de leopardo y cabeza humana: la de la mujer asesinada. Esa quimera se parece mucho a la criatura representada en la obra “La caricia”, pintada en 1896 por el simbolista belga Fernand Khnopff; un parecido demasiado grande como para ser casual, por lo que la investigación se centra en la existencia de un “artista loco” que pretende recrear el cuadro al completo.

 

Relato de planteamiento, estructura y desarrollo bastante clásico, que en algunos aspectos recuerda a “La isla del doctor Moreau”, de H.G. Wells. Uno de los cuentos más accesibles (y previsibles) de la antología, repleta de gadgets tecnológicos (el policía porta una grabadora en su cerebro, una combinación de drogas aumenta sus respuestas fisiológicas y emocionales que mejoran sus reflejos y capacidad racional) en el que el autor de Perth aprovecha para efectuar una denuncia explícita de ciertos aspectos de nuestra sociedad.

 

Valoración: Interesante

"Hermanas de sangre"

 

Dos gemelas univitelinas, que han vivido existencias separadas en diferentes partes del mundo, desarrollan a un mismo tiempo una rara enfermedad genética. Una se gana la vida trabajando con ordenadores y la otra es una viajera impenitente, periodista científico que ha hecho de la aventura su forma de vida. Dos vidas sin demasiado en común al margen de la herencia, unidas de nuevo por la tragedia de padecer una enfermedad para la que no existe cura conocida. De forma inexplicable, una muere mientras que la otra sobrevive con la misma medicación específica, lo que empuja a la superviviente a realizar ciertas averiguaciones comprometidas.

 

Egan desarrolla una preocupación más honda de lo habitual por el dolor humano, mostrando incluso empatía por el personaje protagonista. Aún así, el relato resulta decepcionantemente convencional, con partes irrelevantes (como la niñez de las hermanas) o que sencillamente navegan sin rumbo fijo (como todo lo relacionado con la evolución de la enfermedad resultado de un virus que infectó al 100% de la población).

 

Valoración: Interesante

"Axiomático"

Premio:

 

En un mundo donde la tecnología de implantes se ha desarrollado hasta límites increíbles, un hombre obsesionado por el asesinato de su esposa adquiere un implante axiomático. Alguien que desea por todos los medios que su aflicción deje de controlar su vida, para lo cual lleva años perfeccionando un plan maquiavélico.

 

Historia de planteamiento complejo aunque, en esencia, desarrolle una idea muy sencilla. Por ello, su gran acierto reside en el atractivo halo de misterio que planea sobre el relato hasta su sombrío desenlace, un instante de revelación absolutamente brillante.

 

Valoración: Notable alto

"La caja de seguridad"

Premio:

 

Un hombre sufre cada mañana la terrible angustia de despertar en un cuerpo diferente en una casa desconocida. Siempre ha sido así desde que tiene conciencia de sí mismo y cada nuevo día debe acceder a los recuerdos de su anfitrión para adoptar su personalidad; eso es mejor que enfrentarse a embarazosas explicaciones ante desconocidos que aseguran formar parte de su familia. Además, adoptar una personalidad ajena le permite olvidar su vacío existencial y sentirse realmente alguien por unas horas... Día a día, existencia tras existencia, guarda registro de todo en una caja de seguridad: 20 años y más de 800 anfitriones. Pero una mañana descubre una teoría que acaso pudiera explicar su situación, tan increíble como monstruosa.

 

Personaje y autor racionalizan la peculiar experiencia con la mirada desapasionada del científico empírico. El anónimo protagonista experimenta la realidad como un actor que visiona la película de su vida y Egan hace acopio de sus rasgos más significativos para especular en torno a la persistencia de la consciencia a través de diferentes cuerpos. Un ejercicio intelectual de primer orden, repleto de reflexiones de calado como, por ejemplo: “El mundo en su niñez y adolescencia era un calidoscopio, cada día padres nuevos y una casa nueva que explorar. ¿Cómo crecer con nociones tan vagas de la propia personalidad y lo que podría depararle el futuro?”.

 

Valoración: Notable alto

"Ver"

Premio:

 

.

 

.

 

Valoración: Interesante

"Un secuestro"

Premio:

 

.

 

.

 

Valoración: Interesante

"Aprendiendo a ser yo"

Premio: finalista Xatafi-Cyberdark 2007

 

.

 

.

 

Valoración: Notable alto

"El foso"

Premio:

 

.

 

.

 

Valoración: Interesante

"El paseo"

Premio:

 

.

 

.

 

Valoración: Interesante

"La ricura"

Premio:

 

.

 

.

 

Valoración: Notable alto

"Hacia la oscuridad"

Premio:

 

.

 

.

 

Valoración: Notable alto

"Amor apropiado"

Premio:

 

.

 

.

 

Valoración: Notable alto

"El virólogo virtuoso"

Premio:

 

.

 

.

 

Valoración: Interesante

"Cercanía"

Premio:

 

.

 

.

 

Valoración: Interesante

"Órbitas inestables en el espacio de las mentiras"

Premio:

 

.

 

.

 

Valoración: Interesante

Volver a Literatura Fantástica

eXTReMe Tracker ¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Acceso a la Web de la editorial