[Literatura Fantástica] Certamen Alberto Magno de Fantasía Científica 2006, de Varios Autores (Servicio de Publicaciones de la Universidad del País Vasco)

 

Portal Literatura Fantástica

Libros publicados en 2007

Certamen Alberto Magno de Ciencia Ficción 2006

Cuarto y, por el momento, último volumen conmemorativo del certamen más longevo de género fantástico de cuantos se organizan en territorio español, un premio convocado por la Facultad de Ciencias y Tecnología de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) para narraciones largas de ciencia ficción que es, además, uno de los mejor dotados económicamente del mundo. Se trata de un libro aún más voluminoso que los anteriores, al incluir la totalidad de las narraciones galardonadas en las ediciones 15º a 18º, correspondientes a los años 2003-2006

Certamen Alberto Magno de Ciencia Ficción 2006

Cuarto y, por el momento, último volumen conmemorativo del certamen más longevo de género fantástico de cuantos se organizan en territorio español, un premio convocado por la Facultad de Ciencias y Tecnología de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) para narraciones largas de ciencia ficción y cuyo fallo se hace público el 15 de noviembre, festividad de san Alberto Magno, patrono de la comunidad científica e investigadora. Uno de los premios de género mejor dotados económicamente y con mayor tradición en el terreno universitario, junto al emblemático UPC de la Universitat Politécnica de Catalunya, que en esta ocasión ha elegido como ilustración de portada una alusiva a la propia facultad convocante..

 

Se trata de un libro aún más voluminoso que los anteriores, al incluir la totalidad de las narraciones galardonadas en las ediciones 15º a 18º, correspondientes a los años 2003-2006. Al contrario que en el citado premio UPC, que edita(ba) una antología conmemorativa anual, la UPV/EHU ha preferido optar por agrupar varias ediciones en cada libro; en consecuencia, se produce un retraso de algunos años en la publicación de las obras y, por ello, siempre ha permitido a sus autores la publicación previa en aquellos medios que estimen oportuno. Es el caso de los cuentos “La traición de Judas” de Joaquín Revuelta y “Argos” de José Antonio Cotrina, el primero de los cuales obtuvo además el premio Ignotus en 2006 (categoría de novela corta).

 

Tras la publicación del presente volumen, éste quedó igualmente finalista de los premios Ignotus en 2008 (categoría de Antología) y Xatafi-cyberdark en 2008 (categoría Mejor Libro Español); además, algunos de los relatos incluidos resultaron finalistas de los citados premios, lo que denota la elevada calidad de estas narraciones.

 

El libro incluye por vez primera un relato escrito en euskera, lo que supone un evidente avance en el terreno del bilingüismo, pero no resuelve el agravio comparativo de años anteriores en que no se publicaron las obras galardonadas en euskera (en este sentido, resulta ejemplar el modelo seguido por el Certamen Universitario de Relato Breve Fantástico de la UPV/EHU, organizado por el Campus de Álava, que pese a contar con una categoría para cada idioma oficial de la Comunidad Autónoma del País Vasco, siempre ha publicado antologías bilingües).

 

Por último, se echa en falta la inclusión de las actas oficiales con el fallo de cada edición, para conocer de primera mano información completa acerca de las obras ganadoras y finalistas, sus autores, importe de los premios, composición del jurado, número y procedencia de los relatos, y otros detalles relevantes. Esperemos que estas y otras mejoras –especialmente en el terreno de la edición- sean incorporadas en el siguiente, y muy esperado, quinto volumen, y que la participación (1) y calidad media de las narraciones aumente en consonancia con el esfuerzo de la Facultad de Ciencias y Tecnología de la UPV/EHU por mantener un premio del prestigio del certamen Alberto Magno.

 

 

Incluye:

"La traición de Judas", de Joaquín Revuelta

"Lemmings", de Ignacio Sanz Vallas

"Mar de titanes", de José Manuel González Rodríguez

"No habrá vergüenza en mi derrota", de Juan Luis López Aranguren

"Sobre los inmortales", de Ezequiel Dellutri

"Tximeleta mezularia", de Gotzone Barandika

"Argos", de José Antonio Cotrina

"Las lágrimas de Caín", de Juan Luís López Aranguren

"Las dudas de Job", de José Manuel González Rodríguez

"La larga descendencia", de Santiago García Albás

"La apuesta faustiana", de Vladimir Hernández Pacín

 

 

(1) Según el prólogo del Decano Juan Ramón González Velasco, en estas cuatro ediciones se han presentado un total de 173 narraciones procedentes de una decena de países, fundamentalmente latinoamericanos; una participación no demasiado elevada para un montante económico tan elevado.

"La traición de Judas", de Joaquín Revuelta

Primer Premio de la XV edición (2003)

 

Reseña

 

"Lemmings", de Ignacio Sanz Vallas

Segundo Premio de la XV edición (2003)

 

Un traficante de sueños prohibidos sigue la pista de un adolescente japonés que pertenece a la tribu urbana de los nihilistas o adictos al dolor, su conexión con un nuevo culto que promulga la existencia de una realidad más allá del plano físico. El traficante se considera maduro para experimentar los sueños grabados en el ARN de unos organismos de laboratorio conocidos como “polillas de los sueños”, capaces de establecer un vínculo onírico con el territorio de la Alambrada; quienes permanecen al margen de esta nueva realidad son considerados por los iniciados como lemmings, es decir, una masa ciega a los caminos del sueño. Sin embargo y de una manera recóndita, esta nueva realidad se relaciona con el inminente paso del asteroide Loki por las cercanías de la Tierra.

 

En otras coordenadas espacio-temporales, Larousse Rubinek permanece encerrado en una celda de aislamiento de un centro psiquiátrico. Posee una doble personalidad y su otro yo toma el control durante el sueño, por lo que se niega a dormir y su cuerpo y mente se deterioran día a día. Su obsesión es la Alambrada, que considera parte de una estrategia de invasión cósmica en la que las Polillas juegan el papel de cebos. ¿Delirios de un loco, una terrible amenaza para la humanidad o la trágica constatación de que la memoria racial de la especie humana ha sido reducida a una imagen mental atrapada en el interior de un insecto?

 

Una historia que toma como base las quimeras milenaristas y catastrofistas sobre el fin del mundo y las adapta a los nuevos tiempos. El autor dibuja una sociedad globalizada, ultratecnificada y cruda, habitada por innumerables minorías étnicas, extraña y a ratos alucinada en la que el lector, que desconoce sus reglas internas, se interna con precaución para tomar conciencia de una terrible y angustiosa realidad de la que, sin embargo, duda. Cuando cree comprender las reglas del juego, un nuevo giro en la trama torna ésta aún más compleja, revelando un universo onírico y surrealista –puro delirio dickiano- que en absoluto sigue las leyes del azar sino que todos los detalles obedecen a un propósito. Sin duda, un enorme salto cualitativo en la obra del autor de “Quincalla”.

 

Valoración: Muy Interesante

"Mar de titanes", de José Manuel González Rodríguez

Premio al Mejor relato presentado por un miembro de la UPV/EHU de la XV edición (2003)

 

Una nave espacial que se estrelló en un mundo acuático sin apenas tierras emergidas da lugar, más de cien años después, a una sociedad gremial en la que los descendientes de los supervivientes se afanan por prosperar sin apenas recursos a su alcance. El navío Hespérides protagoniza el tercer intento de hallar una ruta comercial segura entre el archipiélago donde se concentra la mayor parte de la población y la gran isla de Canobé, rica en materias primas. Lander es el ingeniero jefe de la expedición pero “el negociador” es el único autorizado para tratar con los susceptibles delfines, una especie inteligente local capaz de sortear las peligrosas corrientes marinas y prevenir el ataque de gigantescos leviatanes; de ellos depende el tráfico mercantil, pero esta vez parecen comportarse de manera errática, exigiendo de manera constante su retribución en sal (alimento exótico en unos mares que, se deduce, son de agua dulce).

 

Relato aventurero que destaca por su sentido de la maravilla en la descripción del ecosistema marino aunque, sin duda, desaprovecha una gran oportunidad para profundizar en la sociedad surgida tras el accidente, su tecnología, explicar la situación del resto de la humanidad en la galaxia… Una historia muy lineal protagonizada por personajes demasiado planos, que se va resolviendo sobre la marcha mediante escenas con reminiscencias a «20.000 leguas de viaje submarino», «Robinson Crusoe» y «SeaQuest», y desemboca en un final abrupto, con multitud de hilos sin atar (que, bien mirado, podrían continuar perfectamente la trama para dar lugar a una novela completa). Un relato ameno pero con abundantes detalles a revisar, como el absurdo de que los delfines sean capaces de comprender el lenguaje humano “porque lo han escuchado durante años” y se comuniquen mediante un aparato vocalizador. Incluye mapa.

 

Valoración: Interesante

"No habrá vergüenza en mi derrota", de Juan Luis López Aranguren

Primer Premio de la XVI edición (2004)

 

Un investigador especializado en física cuántica que atraviesa el momento más bajo de su carrera profesional recibe la oferta de formar parte del primer grupo de estudio de un agujero blanco. Para su generación tiene pensado emplearse el acelerador de partículas de la Universidad de Michigan, pero el experimento fracasa y comienzan a aparecer copias clónicas del responsable del proyecto, que crecen exponencialmente y amenazan la existencia misma de la Tierra.

 

Relato que utiliza la técnica narrativa de la analepsis o “Flash back” para narrar una prototípica historia de ciencia ficción sobre un experimento científico; un argumento que recuerda poderosamente a la novela corta “Universo monolítico” de Robert J. Sawyer (Premio UPC 1998), que posteriormente fue ampliada a novela con el título «Flashforward. Recuerdos del futuro» (La Factoría de Ideas, 2001) y dio lugar a la homónima serie de televisión. Una trama a la altura de la citada novela en aspectos científicos y narrativos aunque con bastante más humor y menos melodrama que en el escritor canadiense, pese a que se aprecie una sobresaturación de tecnojerga. Inicio irregular, primera mitad dedicada al desarrollo del interesante experimento científico y segunda mitad para mostrar las consecuencias en el mundo, con la manida intervención militar y algunos detalles que bordean el absurdo.

 

Valoración: Interesante

"Sobre los inmortales", de Ezequiel Dellutri

Segundo Premio de la XVI edición (2004)

 

Un anticuario bonaerense encuentra en un viejo caserón un artefacto singular: una cabeza de autómata decimonónico con aspecto de mujer que oculta en su interior un extraordinario mecanismo de relojería. Sin pérdida de tiempo, muestra el objeto a un viejo relojero y antiguo profesor de física, que lo reconoce inmediatamente y comienza el relato de una singular historia: durante la segunda mitad del siglo XIX vivió en Buenos Aires un hábil relojero de origen alemán llamado Vitüs Dorheim, quien construyó un autómata capaz de reproducir en sus acciones y pensamientos el comportamiento de un ser humano. Para su elaboración, contó con el patrocinio de un indolente aristócrata que exigió a cambio el primer prototipo, pero el plan de Vitüs era mucho más ambicioso y buscaba insuflar vida a un ser inmortal.

 

El argentino Dellutri desarrolla una ficción que imita el argumento, que no el estilo, del inmortal escritor bonaerense: una trama harto improbable pero bella, mágica y coherente que conforma en sí misma un atractivo enigma. Ciertamente, la historia del relojero que crea un autómata perfecto suena, como poco, a conocida, pero la pericia del autor hace que apenas importe y ofrezca, a cambio, uno de los mejores desenlaces que he tenido oportunidad de leer en mucho tiempo.

 

Un relato deliciosamente romántico que, pese a transcurrir en un tiempo contemporáneo, traslada la acción principal a comienzos del siglo XX mediante escritos y entrevistas realizadas a personalidades de la época como Adolfo Bioy Casares o Jorge Luis Borges, fascinados por cuestiones como el tiempo y la eternidad. El tono del escrito refleja, en consecuencia, un posicionamiento filosófico acorde con el positivismo científico del momento (o, incluso, anterior), que convertía en factible sueños e invenciones hoy día claramente quiméricas.

 

Este magnífico cuento (curiosamente, algo más flojo en la primera parte, correspondiente a Borges) atesora profundas disquisiciones filosóficas y metafísicas, pasajes absolutamente brillantes (como el diálogo entre el protagonista y Bioy Casares, o el alegato final de Dorheim), excelentes aforismos y emplea con maestría la técnica del multiperspectivismo; recursos que, si hubieran estado acompañados de un lenguaje más refinado, hubiesen catapultado al texto a la categoría de la perfección. Pese a ello, mereció sin duda el Primer Premio del certamen Alberto Magno al acumular mayores méritos literarios, aunque a costa de una menor capacidad especulativa científica.

 

Valoración: Notable

"Tximeleta mezularia", de Gotzone Barandika

Premio al Mejor relato presentado por un miembro de la UPV/EHU de la XVI edición (2004)

 

Amaia Iturbe es una periodista que trabaja en la elaboración de unos reportajes de carácter científico para la cadena de televisión Euskal Telebista. En la preparación de un documental sobre los problemas del sueño solicita la colaboración de su hermana Leire, que trabaja en un centro de investigación del cerebro en Madrid. Pero ésta muere en un accidente automovilístico cuando venía a pasar el fin de semana con ella; no obstante, Amaia recibe por mensajero de su hermana –apodada cariñosamente “mariposa” en su entorno familiar- una gran cantidad de documentación técnica, datos sobre un nuevo compuesto químico cuya representación atómica recuerda, curiosamente, la figura de una mariposa. Entre esa documentación aparece un DVD con imágenes y recuerdos de infancia de ambas hermanas, que Amaia no acierta a comprender cómo pudo haber sido grabado. Demasiadas incógnitas que exigen respuestas, por lo que decide aprovechar su condición de periodista para indagar en el pasado de su hermana y el proyecto de investigación en el que estaba involucrada.

 

Siguiendo un argumento de novela negra, Barandika plantea la hipótesis de la existencia de una onda cerebral capaz de emitir a una frecuencia anormal durante la fase de sueño, una onda con potencial para transmitir información visual en el espectro UHF (el mismo que utiliza la radio y televisión) y que puede ser grabado por un dispositivo externo como si de una señal de video codificada se tratara; en la práctica, la base de la telepatía. En su relato emplea un estilo sencillo y funcional, con un lenguaje accesible pero un tono un tanto ingenuo y previsible. La primera parte está dominada por la (aburrida) cotidianeidad y el (melo)drama familiar, mientras que la segunda lleva a cabo la investigación propiamente dicha y es donde tiene lugar el argumento especulativo de ciencia ficción. Los aspectos científicos quedan expuestos de forma clara aunque sean muy básicos, y la coherencia interna de la trama sufre en ocasiones diversos altibajos (si Leire deseaba que nadie tuviera acceso a la documentación ¿por qué corre el riesgo de enviársela a su hermana por mensajero, en vez de llevarla siempre consigo? Si sospechaba que alguien quería apropiarse de su descubrimiento ¿por qué invitó a su propia casa a un perfecto desconocido?).

 

Valoración: Interesante

"Argos", de José Antonio Cotrina

Primer Premio de la XVII edición (2005)

 

Reseña

 

"Las lágrimas de Caín", de Juan Luís López Aranguren

Segundo Premio de la XVII edición (2005)

 

En un clima político de histeria generalizada, los movimientos apocalípticos crecen desaforadamente impulsados por la globalización y los medios de comunicación siempre ahítos de noticias sensacionalistas. Los Estados Unidos exportan la ideología creacionista a territorios otrora considerados racionalistas, como Europa y Canadá, la ciencia pierde paulatinamente adeptos y cada vez son más quienes hacen una lectura literal del Antiguo Testamento. En consecuencia, los fondos de investigación sufren continuos recortes, el Tribunal Constitucional obliga a las entidades educativas públicas a “habilitar rutas específicas libres de elementos ofensivos para los creacionistas y otras creencias religiosas”, se convocan violentas manifestaciones amparadas en la libertad de expresión y se suceden los atentados contra instituciones científicas. La humanidad se encuentra a las puertas de una nueva Edad Oscura.

 

En esta difícil tesitura, el arcángel Gabriel se aparece a un investigador del Museo Antropológico de Vancouver para solicitar que forme parte de la defensa jurídica de Caín en el juicio por el asesinato de su hermano Abel.

 

Juan Luís López Aranguren resultó ganador del certamen anterior con una historia que, como la presente, recuerda poderosamente a un argumento de Robert J. Sawyer: «El cálculo de dios» (Ediciones B – Nova, 2002), donde un alienígena socarrón ofrece a un paleontólogo del Museo Real de Ontario pruebas irrefutables acerca de la existencia de dios. En ambos casos se dibuja un mundo no muy diferente al actual, en el que el fenómeno de lo políticamente correcto, el “American Way of Life” y el obligado respeto a las minorías se concreta en una forma absurda de democracia que permite todo tipo de atentados contra la inteligencia y el sentido común.

 

El autor desarrolla una trama estrambótica –buscar rastros genéticos de Neandertal en individuos vivos como única forma de evitar el fin del mundo en apenas 72 horas-, con personajes contrapuestos que buscan acentuar el tono burlesco de la narración –un hombre ateo y un arcángel burlón-, y estableciendo, de paso, algunas sorprendentes equivalencias entre la religión católica o el sistema político democrático actual y la Teoría de la Evolución Humana. Una lectura amena que comienza a ritmo de comedia irreverente pero adopta, progresivamente, un tono más serio y trascendente hasta desembocar en un desenlace inevitable y revelador.

 

Valoración: Interesante

"Las dudas de Job", de José Manuel González Rodríguez

Premio al Mejor relato presentado por un miembro de la UPV/EHU de la XVII edición (2005)

 

Dos oficiales de cuerpos rivales del mismo ejército reciben la orden de reparar una baliza de comunicaciones dañada en un planeta próximo a la frontera, un mundo recuperado a los esclavistas y habitado íntegramente por miembros de la secta cristiana de los menonitas, que viven en completo aislamiento, practican una forma de vida basada en las costumbres ancestrales y rechazan el uso de cualquier tipo de tecnología. En la base automatizada descubren que los equipos electrónicos han sido inutilizados por un potente pulso electromagnético, pero ninguna nave enemiga ha aterrizado allí en años. En cambio, los lugareños hablan de unos poderosos robots de guerra que hicieron su aparición en un depósito precintado, tecnología esclavista olvidada a la que van a tener que enfrentarse en inferioridad de condiciones y con la única ayuda de un robot doméstico modificado que padece graves problemas psicológicos.

 

Novelita de cariz aventurero y propósito puramente lúdico, que se antoja un cruce entre la película «Último testigo» (donde los amish son sustituidos por menonitas) y la novela «Tropas del espacio» de Robert A. Heinlein (por trama bélica y, en especial, uso del traje personal de combate), donde el papel de Harrison Ford es interpretado por un teniente del cuerpo de Infantería de Marina que establece un auténtico duelo con un blindado esclavista. Un correcalles en el que prima la acción, mal estructurado, escasamente original y demasiado largo, que proporciona una gruesa diversión. Incluye, además, diversos fallos de coherencia interna, como que las comunicaciones interestelares sufran importantes retardos pero sea posible viajar entre estrellas en el lapso de unas horas, o que un menonita guarde en secreto una cabeza de robot y pueda activarla y mantenerla en funcionamiento sin conocimientos técnicos específicos. A modo de curiosa anécdota, el relato concluye con la misma frase bíblica que el cuento anterior.

 

Valoración: Regular

"La larga descendencia", de Santiago García Albás

Primer Premio de la XVIII edición (2006)

 

Zarko Calabrés (¿trasunto del Corto Maltés?) es el corsario más popular de toda la galaxia, el piloto de nave espacial más caradura, bribón e irresistible con las mujeres. Ahora se encuentra en el planeta Golpe de Suerte, una inmunda guarida de piratas donde pretende establecer los porcentajes de patente de corso con su virrey. Mientras espera la entrevista, ocupa el tiempo visitando el zoo local donde observa a los últimos siete ejemplares vivos de la raza nativa de los algernomos (1) y escucha de parte de su acompañante la poco gloriosa historia de conquista y aniquilación de la población autóctona a quien tomaron por simples animales hasta que comenzaron una sangrienta revuelta.

 

No cabe duda de que el fuerte del autor es el humor, un estilo desenfadado que desarrolla en argumentos de carácter aventurero poco sofisticados y con escasas concesiones formales. Sin embargo, en este caso la trama adquiere tintes más trascendentes -en claro paralelismo con la conquista del oeste americano y cómo los vencedores reescriben la Historia a su antojo- y, además, imagina una biología alienígena que emplea como mecanismo evolutivo de defensa un sistema absurdo e imposible pero extraordinariamente original: cuantos menos individuos quedan en la especie más inteligentes se vuelven éstos y, en consecuencia, mejores estrategias de defensa son capaces de idear en sus escaramuzas y más encarnizada se torna la lucha. Lástima que la caracterización de personajes no acompañe y encontremos perlas que harían palidecer a cualquier seguidor de la ciencia ficción “dura”, como que un astrobajel extienda el velamen no para aprovechar el viento solar como fuerza motriz sino ¡la fuerza gravitatoria!.

 

 

(1) Uno de tantos guiños que dedica al género de ciencia ficción (y de aventuras, en general); en concreto, al magnífico relato “Flores para Algernon”, de Daniel Keyes.

Valoración:

"La apuesta faustiana", de Vladimir Hernández Pacín

Segundo Premio de la XVII edición (2006)

 

La Tierra en el año 2060 es un auténtico polvorín: los focos de conflicto se han multiplicado, proliferan los grupos terroristas como el Ejército de los Guardianes de la Verdad y en Australia se ha desatado la guerra civil. Europa lleva dos décadas empleando unidades paramilitares súper-especializadas para controlar sus zonas de influencia económica, formadas por soldados biocibernéticos dotados de tecnología de última generación. Un antiguo piloto de turbocóptero de combate se gana la vida en el turbio pero lucrativo negocio de “congelar” gente; es decir, criogenizar a aquellos que desean desaparecer una temporada, borrar sus datos del sistema y ofrecerles al despertar una nueva identidad que no pueda ser rastreada por sus perseguidores. Sin embargo, sus últimos clientes mueren asesinados, lo cual augura complicaciones, y decide hacer uso del cristal de datos que le pidieron preservar.

 

Vladimir Hernández es un escritor cubano afincado en Barcelona que gusta escribir un cyberpunk clásico, en el que se dan cita personajes salidos del lumpen, hackers, mafias, militares y el oscuro poder político y económico representado por las multinacionales, con un atrezzo de artefactos de vanguardia (realidad virtual, implantes de combate, armas biológicas, arcologías, hologramas publicitarios, periféricos de ocio, taxis aéreos…).

 

Esta historia guarda numerosas similitudes argumentales y comparte ideas con otros relatos del autor, conformando distintas visiones de un mismo futuro coherente, negro, paranoico, crudo y egoísta, en el que los diferentes personajes han de enfrentarse y sobrevivir a conspiraciones globales articuladas por las citadas mega-corporaciones para dominar al mundo. Abundante acción, ritmo trepidante, protagonistas siempre varones duros encarnados en la piel de militares o ex policías y un complicado trasfondo tecnológico para un texto, en esencia, escasamente original, previsible y reiterativo a poco que se haya leído al autor, narrado en un tono impersonal que deja un tanto indiferente. El escritor cubano-barcelonés tiene capacidad para mucho más.

 

Valoración: Interesante

Volver a Literatura Fantástica

eXTReMe Tracker ¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI Acceso a la Web de la editorial